¿UN factor?

Adam Smith ya describió en "La Riqueza de las Naciones", que existían tres factores de producción: Tierra, Trabajo, y Capital. Pero lo hizo en 1776. Algo ha cambiado desde entonces... nos hemos dado cuenta que con eso no llega.

Faltaba un factor: ¡¡el talento!!


Llamémosle talento, llamémosle factor emprendedor, llamémosle como queramos, pero solo con Tierra, Trabajo y Capital no nos llega. Hay un factor más... Pero quizás no solo eso. Quizás no sea un factor más.

Quizás el talento sea "el" factor clave en este siglo XXI.

 

Tierra

Evidentemente. Un factor clave. Indispensable.

Sobre todo en el siglo XIII, donde si dependías de un señor feudal que era dueño de la tierra, no tenías más remedio que admitir todos sus caprichos.

En aquel tiempo imagino que era difícil dejar a tu señor feudal, coger tu "pedazo" de tierra, e irte a otro lado.


No se podía, ¿no?

 

Trabajo

Que decir. Si es un valor en sí mismo. Y más hoy.

Pero también en el siglo XVI. La fuerza de trabajo, o la fuerza de un ejército, venía definida por la cantidad de "manos" que trabajaban. 

En aquel tiempo imagino que era difícil llevar tu "mano de obra" a otra parte, si no te gustaba el entorno.


No se podía, ¿no?

 

Capital

Claro. El capital. Siempre el capital.

Imaginemos el siglo XIX, una gran fábrica, con gran inversión en dos gigantes máquinas de vapor, que hacen girar los engranajes. Eso sí que es un factor de producción.

En aquel tiempo imagino que era difícil estar a disgusto, y trasladar esa línea de producción.


No se podía, ¿no?

 

                       ...TALENTO!   

Como ha cambiado todo.

Las grandes empresas del siglo XXI ya no tienen grandes extensiones de tierra, ni infinidad de trabajadores, ni mucho menos enormes inversiones financieras. Las grandes empresas del siglo XXI tienen grandes cantidades, ingentes cantidades de talento.

En este tiempo, si no te gusta tu entorno, puedes coger tu talento... y marcharte.

Hoy se puede, ¿no?